La chef de famosos que ha logrado deshacerse de 12 kilos en 5 semanas gracias a un simple cambio

Estaba en el mayor peso de mi vida. Me había convertido en una reclusa, apartándome del mundo porque sentía que me había transformado en un monstruo". "Fue un aborto involuntario lo que me llevó al límite...

Bridget Foliaki-Davis es una famosa chef de Nueva Zelanda que llegó a pesar 94 kilos como consecuencia de una depresión tras la pérdida de su bebé durante el embarazo. La mujer intentó combatir la tristeza consumiendo sin control alimentos poco saludables y recurriendo al alcohol, entre otras cosas.

El desayuno de Foliaki-Davis consistía en cuatro croissants con mermelada, múltiples tazas de café o «enormes boles de cereales» de chocolate. Para el almuerzo solía tomar sándwiches de jamón y queso hechos a la plancha, y habitualmente cenaba comidas de restaurantes con servicio ‘take-away’ (que permiten llevar el menú a casa).

En declaraciones a 7news, esta mujer de 47 años, que ha cocinado para Oprah y para la Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, ha recordado esos días como un «círculo vicioso» de comer hasta vomitar. Asimismo, sus problemas con el alcohol se agravaron, ya que acababa bebiéndose media botella de vodka.

El miedo a salir en televisión

«Estaba en el mayor peso de mi vida. Me había convertido en una reclusa, apartándome del mundo porque sentía que me había transformado en un monstruo», ha confesado. «Fue un aborto involuntario lo que me llevó al límite… Estaba tan deprimida después de perder un hijo que recurrí a la ‘automedicación’ con comida y alcohol».

Su punto de inflexión para empezar a cuidarse coincidió con la recepción de un correo electrónico de una editorial que le sugería publicar su primer manual de cocina. «Era un ‘mail’ para decirme que iba a aparecer en un programa nacional de televisión de desayunos para promocionar mi primer libro de cocina; sentí un miedo que me paralizó», ha confesado.

Decidida a perder peso rápidamente (10 kilos en 5 semanas), Bridget dice que se topó con el concepto de ‘salud intestinal. A raíz de ello, vio que debía «cambiar radicalmente la dieta». «Empecé a cocinar de nuevo y a comer alimentos integrales recomendados para favorecer la salud intestinal, como verduras ricas en fibra y proteínas de buena calidad, y dejé por completo de consumir productos procesados», ha explicado Foliaki-Davis.

Los nuevos hábitos de la chef

Aunque deshacerse de esos kilos de más requiere tiempo, la mujer notó en apenas dos semanas que su peso empezó a «bajar». «Perdí casi seis kilos en catorce días y cuando aparecí en la televisión, cinco semanas después de iniciar mis nuevos hábitos alimenticios, había adelgazado la friolera de 12 kilos», recuerda.

Bridget sigue actualmente un estilo de vida saludable compatible con el protocolo anti-obesidad en el que no solo ha cambiado su dieta, sino que ha puesto fin al sedentarismo. La chef práctica deporte unas cuatro o cinco veces por semana: «Cuando empecé mi viaje, no hacía ningún tipo de ejercicio porque me daba mucha vergüenza».

«Ahora las cosas son muy diferentes y me encanta relajarme con el yoga, caminar junto a mi marido, levantar pesas y hacer paddle boarding”, asegura. La mujer considera que aquellos que deseen deshacerse de esos kilos de más tienen que “ir poco a poco”. “Yo empecé pensando en cómo podría preparar comida saludable” en lugar de “todo el peso que quería perder”.

Foliaki-Davis recomienda a quien quiera perder peso ir poco a poco y seguir el protocolo anti-obesidad

Recuerda que “en vez de abrumarme con lo que parecía una tarea enorme en ese momento, me focalicé en dar un pequeño paso hacia lo que quería ser, una persona más feliz, sana y delgada”. En definitiva, para adelgazar y perder peso hay que incluir cambios en la alimentación y abandonar el sedentarismo.

Ir arriba